Todo lo que veo es mío

Habiendo revolucionado el arte del siglo XX, Marcel Duchamp viaja junto a su amiga Yvonne Chastel a Buenos Aires en 1918, huyendo del clima bélico imperante. “Todo lo que veo es mío” reconstruye la misteriosa estadía del célebre artistas francés en esa ciudad.