PARIS LA BLANCHE

Sin noticias de su esposo,  Rekia de 70 años, decide abandonar su pueblo en Kabylie para irse a París. Viaja, a través del mar Mediterráneo, para traer a Nour, su marido, de vuelta a casa. Pero su héroe, el veterano de guerra, que ha estado en el extranjero durante los últimos 40 años, se ha convertido en un extraño.