Delinquido

Un bar, verano, seis de la tarde. Los parroquianos pasan el rato como cualquier otro día. Un ladrón ingresa armado y recolecta las pertenencias de todos ellos incluso las de la caja. El mozo logra reducirlo y el intento de linchamiento comienza. Pero el dueño del bar detiene la golpiza. Entre discusiones, la espera por la llegada de la policía convierte el ambiente en denso. Lo que ninguno sospecha es que esta espera concluirá en un desenlace inesperado.